CABREADO CON EL MUNDO

sábado, 11 de diciembre de 2010

MUJERES ASESINADAS



Hoy ha aparecido un artículo en un diario catalán sobre el maltrato sufrido por las mujeres, y resulta que un 26% (1 de cada 4) recibe algún tipo de agresión durante su vida, pero sólo en 17% de las agredidas lo denuncia, es decir, que el problema es como un iceberg, que la mayor parte de él sigue oculto y se sufre en silencio por las víctimas.

Se me ha ocurrido buscar datos y comparar, y llego a algunas conclusiones que me escandalizan.

Resulta que en lo que llevamos de año 2010, hasta hoy, ha habido 80 mujeres asesinadas como consecuencia de la violencia machista. En el año 2009 fueron 69, en el año 2008 fueron 84, y en el año 2007 fueron 71. Las cifras son similares desde el año 1975.

He buscado los asesinatos de ETA y los años de mayor virulencia fueron 1978 con 68 asesinatos, 1979 con 86 asesinatos y 1980 con 93 asesinatos, después bajó a menos de la mitad hasta el año 2002, donde prácticamente acaban los asesinatos.

Primera conclusión: El problema de la violencia machista es más o menos similar al problema que supuso ETA en sus peores años.

Segunda conclusión: El descenso de los asesinatos de ETA está directamente relacionado con la eficacia policial y, por qué no decirlo, con la limitación de los derechos constitucionales de los sospechosos (Ley Antiterrorista).

Me viene a la mente otra noticia leída hace unas semanas, donde la consellera Tura se quejaba de que los jueces no imponen las pulseras localizadoras para los maltratadores, concretamente decía que el gobierno había puesto 3.000 aparatos a disposición de los juzgados de toda España, y sólo se habían utilizado 299 (hasta el día de la noticia, el 13/09/2010), 197 en Madrid y sólo 1 en Barcelona. Raro ¿verdad?, pues la explicación es que, según el propio diario de información que consultó a diversos jueces, resulta que dichas pulseras sólo pueden ser instaladas y retiradas por los técnicos de una empresa ubicada en Madrid, que deben desplazarse para colocarlos fuera de la capital.

Tercera conclusión: No se ponen medios para remediar el problema. Esta conclusión me lleva a unas reflexiones.

Primera reflexión: ¿Tendrá algo que ver que ETA mataba políticos, principalmente, y que las mujeres asesinadas suelen ser anónimas, sin recursos y que generalmente han recibido poca educación escolar? Jolín, ¡qué mal pensado soy!, en España no puede pasar eso, somos un Estado de Social Democrático y de Derecho, según el preámbulo de la Constitución, aquí todos somos iguales.

Segunda reflexión: El problema se solucionará si se hace lo mismo que con ETA, más eficacia policial, y limitar derechos constitucionales. De esta forma, igual en breve tiempo se consigue que las mujeres asesinadas no sean más de 5 al año.

Bueno, llegamos a los derechos, ¿se pueden vulnerar? Pues depende. Decía Benjamin Franklin que “quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una pequeña seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad”. Yo discrepo, desde luego que hay que intentar no vulnerar derechos, pero entre el derecho de una víctima y el derecho de un delincuente, pues para mí es más importarte el de la víctima.

Resulta que la violencia machista no tiene unos límites definidos, es decir, que sus consecuencias no son matemáticas, me explico. La Torre de Pisa, cuando la superficie y el suelo no estén en la misma línea vertical, se caerá, mientras tanto no, eso es una ley de la física. La violencia, surgen unas zonas “oscuras”, situaciones potencialmente peligrosas, pero que la mayoría no llegará concretarse; si actuamos a la primera alarma, estaremos vulnerando derechos (presunción de inocencia) de muchos hombres que finalmente no iban a hacer nada, pero si no actuamos, tenemos encima de la mesa 80 víctimas mortales al año, yo pienso que hay que actuar al primer síntoma.

¿Cómo se actúa, cuando el 85% de las mujeres asesinadas este año no habían denunciado nada?, pues estableciendo un sistema de denuncias anónimas. La mayoría de la gente no denuncia cosas que ve porque después le van a “complicar la vida”, pero lo haría si no fuese así. Cuántas veces hemos oído: “si todo el mundo lo sabía”, “algo iba a pasar”, “se veía venir”.

Es cierto que en nuestro sistema jurídico es un derecho que el acusado sepa quien le acusa; pero es posible atenuar los perjuicios que esto causa, por ejemplo, si la investigación policial  es eficiente, si acuden rápido cuando hay una denuncia, y hablan con todos los vecinos o posibles testigos para separar las denuncias falsas de las ciertas, y actuar con contundencia en las ciertas, y que los jueces puedan imponer medidas sin que sea la víctima la que tenga que solicitarlas.

Las denuncias anónimas son feas, ya lo se, pero el gobierno no ha dudado en aplicarlas cuando le conviene, por ejemplo se permiten ante Hacienda y ante la Inspección de Trabajo; la vida de 80 mujeres al año, me parece un fin bastante más elevado que unos cuantos euros de recaudación.

Última conclusión: Este problema de las mujeres asesinadas tiene solución, sólo hace falta poner medios y ganas, al fin y al cabo el Estado Social que proclama la Constitución es eso, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, función suprema de los políticos, y no robar el dinero público por la vía de las comisiones ilegales, como piensan la mayoría de ellos. 

lunes, 22 de noviembre de 2010

TOTUS TONTUS (Y 2)


Bueno, vino Benedicto, circuló a toda pastilla por la calle Diputació, en contra dirección, dijo unas cuantas gilipolleces en latín, castellano y catalán (por orden de más a menos palabras), consagró la Sagrada Familia, repartió hostias consagradas por doquier, dejó hecho un asco el altar mayor, y se largó. Su marcha ha dejado afligidos a sus seguidores, a los dueños de hoteles y restaurantes, a los taxistas y hasta a las putas (porque seguro que entre tanto ferviente católico, temeroso de Dios, hay algún putero).

Entre las perlas que ha dejado dichas, cuando fue a visitar al Apóstol Santiago, destacan dos, la primera es que no se le ocurre largar otra cosa que en España hay un anticlericalismo como antes de la Guerra Civil, y la segunda, que las mujeres deben encontrar su realización en el hogar y en el trabajo, ahí queda eso.

Respecto del anticlericalismo, debo reconocer que no soy objetivo, soy ateo desde que tuve la capacidad de preguntarme sobre todo lo que veía a mi alrededor, y soy anticlerical, hasta el punto de que el alto clero me parecen una panda de payasos, seguidos por unos fieles a los que le falta una tuerca, y el Papa, claro, el payaso mayor (pido disculpa a los payasos si se sienten denigrados con la comparación).

Y en cuanto a que la mujer debe estar trabajando en casa, la frase la acompañó el tío con una demostración práctica, haciendo limpiar a un grupo de monjas  el aceite que el “notas” esparció por todo el altar, en uno de los momentos culminantes del paripé.

Pero vayamos a algo un poco más profundo, que me enciendo con estas tonterías.

Bien, resulta que la Iglesia Católica recibe del estado español la friolera de más de 6.000 millones de €, cada año, si, más de 6.000 millones de €, ¿a que nadie se imaginaba el dato?

Hagamos números:
a) 3.800 millones para financiar las escuelas concertadas, que no olvidemos son católicas, y por tanto persiguen el adoctrinamiento de los niños en la fe cristiana.
b) 900 millones en exenciones tributarias, porque claro, los inmuebles de la Iglesia no pagan IBI, ni transmisiones patrimoniales, ni nada.
c) 600 millones en sueldos y seguridad social de los profesores de religión, que dan clases tanto en las escuelas privadas como en las públicas. Son unos 30.000 profesores, casi nada.
d) 350 millones en ayudas a la conservación de su patrimonio, vamos para restaurar iglesias, capillas y demás edificios de culto.
e) 252 millones de pago directo a la Conferencia Episcopal, por el 0’7% de la casilla del IRPF.
f) 100 millones en subvenciones directas, para diversas actividades.
g) 80 millones a los fieles, por los donativos efectuados (25% en el IRPF y 35% en el Impuesto de Sociedades).
h) 15 millones en sueldos y seguridad social de los capellanes hospitalarios, penitenciarios y castrenses.

Si no me he descontado, salen 6.097 millones de €.

Además, el resto del 0’7% del IRPF, el dedicado a "otros fines sociales", lo entrega el Estado principalmente a organizaciones religiosas, como Caritas o Manos Unidas, pero este dinero lo doy por bien empleado, porque realmente se aplica en ayudar a la gente, lo curioso es que estas mismas organizaciones reciben de la propia Iglesia la friolera de 0 €, sí lo he escrito bien, 0 €, o al menos es lo que pone en el presupuesto para el 2009 publicado por la Conferencia Episcopal Española, donde, por ejemplo, dedican 960.000 € a conferencias de religiosos, o envían a la Santa Sede 392.000 €, pero a sus organizaciones absolutamente nada, se tienen que buscar la vida para poder ayudar a los demás, con las donaciones que reciben de particulares (dinero, comida, ropa) y las subvenciones del Estado (0’7 del IRPF para otros fines de interés social).

Pues bien, si yo recibiera cada año más de 6.000 millones de €, vendría de rodillas desde la Jonquera a la Diagonal, y hablaría maravillas de este país en lugar de criticar el anticlericalismo con comparaciones históricas de mal gusto, y dar lecciones de machismo.

Y encima todo se hace con dinero público, pero no creo que se llegue a formar nunca un gobierno con las suficientes narices como para acabar con este escándalo. ¡Qué país!

martes, 2 de noviembre de 2010

TOTUS TUUS


El próximo fin de semana viene a Barcelona el Papa de Roma, Benedicto XVI para más señas. El anterior pontífice eligió “totus tuus” como lema para su último viaje de evangelización por las Españas, a ver qué se inventa éste.

Pues como digo, viene el Papa, el viaje cuesta casi un millón de euros, pero como lo pagan ellos, pues no hay problema, aunque algún mal pensado dirá que ese dinero haría más servicio en Caritas, o en Sudán, por ejemplo, pero bueno, todo es opinable claro.

Viene el Papa, y dicen que trae treinta millones de euros a la ciudad, por el consumo extra que harán sus seguidores, pues también cojonudo, si cada vez que viene trae ese dinero, pues que venga cada día. No debería enfadarse el alcalde, un tío que trae treinta millones de euros, puede hacer lo que quiera para no encontrarse con los Jesuitas, puede ir en contra dirección por la calle Consell de Cent, o por donde le salga de los cojones.

Viene el Papa a consagrar la Sagrada Familia, principalmente, que digo yo qué necesidad tiene la Sagrada Familia de ser consagrada, ni qué utilidad tiene la consagración, pero si ellos disfrutan, pues adelante. A no ser que una vez consagrada se deba quedar así para siempre, porque la verdad es que las grúas hacen muy feo.

La tuneladora del AVE ya ha superado la Sagrada Familia, sin daños aparentes, buena noticia; al margen de que se salva una joya arquitectónica, parece ser  que no se derrumbará el edificio con el Papa dentro, lo que, además de provocar un conflicto internacional de narices entre el Estado Español y la Santa Sede, sería de muy mal gusto.

Voy a cambiar de tercio (término taurino, por cierto), porque me leo y no me reconozco, sólo le veo ventajas a la visita.

Pues lo dicho, viene el Papa, un gran ateo, por cierto. Esto es una suposición, eh, que no quiero querellas criminales, con el agravante de difusión escrita, en el supuesto de que me lea alguien, que me han dicho que tengo la neurona bien puesta, y lo quiero demostrar.

Pues siempre he tenido la sospecha de que los ilustrados de la Iglesia son ateos, porque de ser creyentes estarían condenados al infierno, sin remisión.

Me explico, los altos jerarcas de la Iglesia, ni cumplen la pobreza, ni  ponen la otra mejilla, ni hacen el bien, y se pasan la Biblia por donde les parece, cada vez que les apetece.

Ejemplos, si fuese cierto que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre en reino de los cielos, el Papa lo tiene mal, porque se pasea con un pedrusco en el dedo (anillo papal) que vale una fortuna, y con lo que gasta en ropa en un año, se visten varias familias, por no hablar del millón de euros que se va a patear en el viajecito, que eso no lo puede hacer cualquiera.

Lo de la otra mejilla, pues lo mismo, cuando son atacados se rebotan (si no que se lo pregunten a las victimas de Jiménez Losantos cuando voceaba desde la COPE), y el perdón y todas esas cosas, lo olvidan con facilidad.

En cuanto a lo de hacer el bien, pues el bajo clero si, de eso no hay duda, pero me gustaría que me enumerasen las buenas obras del tal Benedicto, sospecho que las contaría y me sobrarían dedos en una sola mano.

Y lo de saltarse la Biblia, pues clama al cielo, porque desde comer carne de cerdo (cuando está prohibido por el mismísimo Jehová, el jefe, vamos), hasta lo de multiplicarse (bueno algunos lo intentan, con éxito si lo prueban con mujeres, y con fracaso si lo prueban con hombres).

Todos pecadores, por eso sospecho que son ateos, que la doctrina, la evangelización y otras sandeces lo dejan para adoctrinar al pueblo, a las mentes cándidas que se creen lo que les dicen, por fe o por interés. Y digo por interés, porque los miembros del Opus Dei no son tontos, precisamente, ni los políticos; por eso me sorprende conocer hoy la noticia de que hay un montón de personajes que han firmado un manifiesto de bienvenida al Papa, y todos ellos son católicos y catalanistas.

Pues entre ellos hay destacadísimos políticos que, sospecho, también son ateos, pero deben mostrarse devotos cristianos para conseguir votos, entre ellos dos Presidentes de la Generalitat, uno pasado y otro futuro.

En fin que el alto clero considera al populacho tonto, porque se creen todo lo que les dicen, les aclaman, les siguen y se gastan treinta millones de euros en un fin de semana, por eso me asalta la duda de si Juan Pablo II cuando trajo en lema “Totus Tuus” no quería decir en realidad “Totus Tontus”.


sábado, 25 de septiembre de 2010

QUE PAREN ESPAÑA, QUE ME BAJO



Hace unos días exhibieron en una cadena de televisión privada un documental, que ellos autodenominaron estudio sociológico, sobre la vida de una famosa tertuliana y opinadora de temas en general y, entre otras cosas, explicaban cómo era admirada por un alto porcentaje de la población; el documental se llamaba “La princesa del pueblo”. Cuando mi hijo me habló del susodicho programa pensé: una operación de lavado de imagen de la cadena hacia su empleada, que últimamente se ha visto involucrada en numerosos líos.

Pero cuál ha sido mi sorpresa cuando veo publicado en diversos medios de comunicación una encuesta realizada por una prestigiosa firma de prospecciones estadísticas, que señala el sorprendente dato de que, si la susodicha (rubia, algo cateta, fea, de habla ordinaria, y tremendamente bruta) opinadora se presentase a las próximas elecciones generales, tendría la llave de gobernabilidad del país, y lo más sorprendente, que si se presentase a las próximas elecciones catalanas sería la tercera fuerza política, es decir, que obtendría más votos que ERC, PP y IC. ¡Acojonante!

No perdamos de vista que dicha señora ha pasado de ser cajera de un supermercado, a “princesa del pueblo” y líder de opinión, gracias a un embarazo no deseado (no deseado para el padre, que pasa olímpicamente de la hija) de un torero no demasiado inteligente, que pasaba por allí.

Después me vino a la mente una imagen que vi en un partido de fútbol del pasado mundial, donde algunos aficionados desencajados por los gritos y la emoción, exhibían una pancarta, donde había una bandera de España, con toro de Osborne incluido, y una leyenda que decía: “GRACIAS DIOS MIO POR DEJARME SER ESPAÑOL”. Naturalmente agradecían al Creador que tuviera hacia ellos la deferencia de haberlos dejado llegar al mundo es este extraordinario país.

Y encadenando pensamientos me vinieron a la mente hechos que han pasado en España (porque lo que pasará es todavía un misterio pero, sin duda alguna, igualmente interesante).

Pues bien, digo que este país llamado España es realmente extraordinario, por esas cosas que han sucedido desde que yo tengo uso de razón, porque lo que pasó antes de que yo naciera, desgraciadamente lo tendría que explicar de oídas, y los historiadores lo harán mucho mejor.

Pues bien, dudo yo que exista otro país donde, simultáneamente, se hayan dado los siguientes sucesos:

1.- El Ministro del Interior, y el Secretario de Estado de Interior, máximos jefes de la lucha antiterrorista, estaban en la cárcel por terroristas y secuestradores.

2.- El Director General de la Guardia Civil, estaba prófugo de la justicia.

3.- El Gobernador del Banco de España, estaba en la cárcel por corrupto y malvelsador.

4.- El Síndico de la Bolsa de Madrid, estaba procesado por aprovecharse, en beneficio de su bolsillo, de la información privilegiada que conocía gracias a su cargo de controlador de la limpieza del mercado de valores.

Todo esto simultáneamente en el tiempo, claro.

Pero han pasado más cosas curiosas. Anteriormente unos guardias civiles, uno de ellos bigotudo, habían irrumpido a tiro limpio en el Congreso de los Diputados, en plena sesión de investidura del nuevo Presidente del Gobierno, así como si nada, dejando una gran cara de asombro entre sus señorías, incluidos el presidente saliente y el entrante, y todo ello retransmitido en directo por televisión; en fin, que tuvieron secuestrados a los representantes electos de los ciudadanos toda la noche, hasta al día siguiente, cuando de forma algo patética saltaron los guardias civiles asaltantes por las ventanas del edificio, mientras arrestaban al jefe bigotudo.

Siguiendo con este elemento, dicho individuo después quiso ser diputado, para volver a entrar en el Congreso, pero por las buenas, creando un partido político que se llamó Solidaridad Española, pero sólo le respaldaron 28.000 votos, muchos menos de los que, parece ser, obtendría la opinadora cateta, según la encuesta realizada.

En fin, este caballero que, dicho sea de paso, fue uno de los pocos procesados por el patético intento de golpe de estado, fue condenado a 30 años de cárcel, pero a los 12 años (cuando nadie se acordaba) ya estaba en la calle, y eso que fue el último en salir. Este señor también tiene el honor de ser el único preso de España que ha tenido una prisión para él solito, y que, además, se le dispararon los niveles de colesterol por comer demasiado marisco, lo cual dice mucho en su favor, porque eso no es fácil de conseguir para la población carcelaria española. Después de salir de la cárcel, parece ser que estudió una carrera universitaria, y ahora es artista.

En fin, que mientras el bigotudo campaba a sus anchas por el edificio del Congreso de los Diputados, un par de colegas suyos sacaron los tanques a circular por las calles de Valencia y Madrid, con gran disgusto de los respectivos alcaldes, por el deterioro del mobiliario urbano que ello supuso.

Y siguiendo con los guardias civiles asaltantes, ninguno de ellos fue condenado, salvo el jefe, y además obtuvieron diversos premios y promociones durante su carrera, y eso hace daño a la integridad moral, cuando paralelamente resulta que hubo unos militares que fueron pocos años antes expulsados del ejército… por demócratas.

Pero en España han sucedido otros sucesos curiosos y que no tienen comparativo en el resto de países civilizados, y yo creo que tampoco en los menos civilizados e, incluso, en los nada civilizados: algunos de esos hechos son tristes, como el caso de un policía torturador que recibe la medalla de oro al mérito del trabajo; y otros hechos son más bien dicharacheros, como el caso de una famosa folclórica, ya fallecida, que le pedía una peseta (todavía no había euros) a cada español, para resolver sus problemas con Hacienda, porque, parece ser, la señora pensaba que las artistas que además eras símbolos de España, pues que no pagaban impuestos.

En fin, que a pesar de que me dicen que soy un tipo hermético, ahora mismo me entran ganas de desmelenarme y preguntar: ¿dónde está la ventanilla para hacerse finés, o canadiense, o mongol?

miércoles, 4 de agosto de 2010

LIDERES DE OPINION



Hoy he leído un artículo en la prensa, que viene a decir que la realidad no existe, que sólo existe la interpretación que nos llega de los medios de comunicación, y que, para muchísima gente, la vida es como el universo, saben que está ahí afuera, pero, igual que los galos, no llegan a entender muy bien por qué no se les cae el cielo sobre sus cabezas. Buena reflexión.
                                              
Y en cierta medida es cierta, el ciudadano medio ve pasar los acontecimientos y sólo se fija en lo que le explican, sin extraer sus propias conclusiones.

No se entiende de otra forma las huestes de “opinadores” que son prácticamente analfabetos funcionales, y que se dedican formar opinión de las almas cándidas que constituyen su audiencia.

Me llama especialmente la atención un programa que emiten en una televisión privada, dirigido por un famoso gay de origen humilde y con un asesor de imagen incompetente, que se rodea de una cohorte de estos “opinadores” que me hacen perder la fe en la raza humana.

No se si me dejo a alguien, porque en realidad he tenido muy poco contacto con ese programa, cada vez que lo veo emitiéndose por la pantalla de la televisión de mi casa tengo una discusión con mi hija, le recrimino cómo es posible que una chica universitaria se destruya las neuronas de esa forma y me contesta que le hacen reír, en fin, no hay solución.

Pues bien, de entre los intelectuales que hacen coro al director de horrosa vestimenta, me llaman la atención los siguientes:

Un calvo tatuado con pinta de matón, a quien la naturaleza le ha dado las condiciones físicas necesarias para descargar sacos en cualquier muelle pero que, por circunstancias que se escapan totalmente a cualquier razonamiento lógico, se dedica a ser líder de opinión; además tiene una característica muy especial, no sabe hablar, sólo gritar.

Una señora teñida de rubio, cuyo mayor logro en la vida es haber sido cuñada de una folclórica ya fallecida, dicha señora con pinta de ama de casa arreglada para ir de boda, siempre concluye cualquier intervención con la palabra “vale”, como si de esta forma sintetizara el summum de la verdad absoluta, a pesar de que sus comentarios jamás superan las cinco palabras.

Otra señora teñida de rubio, mucho más bajita y mucho más delgada, famosa por haber sido cónyuge de un tenista ya retirado de prominente dentadura, esta señora hay que reconocerle un porte bastante más elegante, y ciertamente también hay que reconocerle que cuando habla demuestra cierta coherencia, sin duda es la única “opinadora” con estudios que hay en el programa.

Otra señora teñida de rubio, bizca ella, que intentó sin éxito ser cantante, y con un diálogo tremendamente incoherente en cuanto a su contenido y tremendamente ininteligible, en cuanto a su vocalización, en fin, que entenderla exige un esfuerzo mental que no está al alcance de cualquiera.

Otra señora morena, supongo que sin ayuda del tinte, conocida por ser exmujer maltratada de un cantaor machista, y amiga de una famosa folclórica que actualmente se encuentra en horas bajas a causa de sus problemas con la justicia y de un novio un poco golfo, pues esta señora colaboradora del programa se caracteriza porque es monotemática, sólo habla de su amiga folclórica, lo cual se agradece, porque al menos no genera corrientes de opinión sobre temas para ella desconocidos, como sí hacen el resto de tertulianos.

Y finalmente tenemos a otra rubia, más joven, que recientemente ha cambiado su fisonomía, con gran desprestigio para el cirujano plástico, a la vista de los resultados obtenidos por la intervención, dicha señora tiene como gran mérito en su vida el haberse quedado embarazada de un famoso torero, que no destaca precisamente por su inteligencia, y también por haber ido aireando su vida privada en todas las revistas del corazón, y atacando sin piedad a la nueva pareja del susodicho diestro. Esta señora tampoco posee la habilidad de la danza, a pesar de haber ganado un concurso, provocando gran desaire entre el resto de concursantes y aficionados al baile en general.

Pues bien, todos estos ejemplares de homo sapiens sapiens, bastante cutres y tremendamente patéticos, se dedican a opinar sobre temas de los que no tienen ni idea, y a divulgar sus opiniones en el anteriormente mencionado programa televisivo, dilapidando de esta forma el dinero de los anunciantes y, lo que es verdaderamente grave, haciendo llegar su mensaje distorsionado y fruto de la más tremenda ignorancia, a un montón de almas cándidas que siguen el programa, según señalan los índices de audiencia, quienes asumen esas opiniones como verdad absoluta.

¡Qué pena!

miércoles, 28 de julio de 2010

LEY ANTITAURINA


Hoy el Parlament de Catalunya ha aprobado una modificación del artículo 6 de la Ley de la Generalitat de Catalunya 22/2003, de 4 de julio, de protección de los animales, excluyendo la permisividad de la fiesta de los toros, para que se entienda, que se prohíbe la celebración de corridas de toros a partir del día 01/01/2012. Me alegro mucho.
Ahora aparecerán mil análisis de lo ocurrido, todos ellos acertadísimos, por lo que sólo pretendo hacer algunas reflexiones puntuales sobre la cuestión.
El tema de los toros se ha convertido en un tema identitario Catalunya/España, y pienso que no debería haber sido así. Para llegar a esta conclusión, sólo hace falta ver el contenido de las votaciones, Esquerra, Iniciativa todos en contra, y Convergència casi al completo; en cuando a los votos a favor PP y Ciutadans a favor, y PSC casi al completo; en resumen, catalanistas en contra y españolistas a favor.
El debate nunca debería haber sido identitario, sino referido a lo que significan las corridas de toros. Personalmente pienso que los aficionados a los toros están enfermos, igual que los que disfrutan tirando cabras desde campanarios, o haciendo pelear gallos o perros, enfermos sin ningún tipo de dudas, sádicos que disfrutan con el sufrimiento animal, incomprensible para mi.
El President de la Generalitat ha votado en contra de la Ley, mal asunto, se ha justificado diciendo que es enemigo de las prohibiciones, por lo visto limitar la velocidad a 80 Km/hora en los accesos a Barcelona no es una prohibición, aunque no hace sufrir a ningún ser vivo. Temo que realmente haya votado en contra porque es aficionado a los toros, y eso significa que me está gobernando un enfermo, repito, mal asunto.
El sistema político en que estamos inmersos no deja salida al elector, no hay posibilidad de cambiar la oferta, hay dos opciones con posibilidades, lo tomas o lo dejas, y eso alimenta la corrupción, no a los niveles de Italia o Argentina, pero todo se andará. Querría poder tener la posibilidad de eliminar mi voto a los diputados taurinos, es una manía lo reconozco, pero no voy a poder.
A ver cuando esta panda de sádicos enfermos se entera de que el mundo cambia, evoluciona. El PP ya quiere blindar las corridas de toros en todo el estado, alucinante, no ocurrió eso cuando se prohibieron las corridas en Canarias, pero Catalunya es diferente, hay que ir a degüello, claro.
Pues resulta que el mundo evoluciona, pero los cavernícolas no se han enterado, ya no se puede fumar en el trabajo y espero que pronto en todos los bares, ya no se puede vender alcohol a los menores, y la escena de Gilda con Glen Ford abofeteando a Rita Hayworth es considerada un claro ejemplo de violencia machista; si, aunque les pese el mundo evoluciona, y por fin se van a acabar en Catalunya un espectáculo sádico que consiste en producir el sufrimiento público de un animal.
Dicen los taurinos que afectará al turismo, desde luego que si algún turista deja de venir a Barcelona porque no hay toros, mejor, que se quede en su casa, o que se vaya a Madrid o Sevilla, personalmente ese turismo me sobra, como me sobra el turista que viene a emborracharse y a orinar en la calle, que vaya a otro sitio también.

viernes, 27 de marzo de 2009

UN MUNDO SIN IGLESIA



Me pregunto cómo hubiese sido y sería actualmente el mundo si no existiesen iglesias, y no me refiero a los edificios, sino a las organizaciones eclesiásticas.


Voy a comentar las “acciones más distinguidas” que recuerdo de la Iglesia Católica, por ser la más próxima y la que más conozco, pero me imagino que todas deben tener similares “logros”, pues el fundamento es el mismo.

Primer pregunta: ¿cuál es el origen de la Iglesia?

Sinceramente no lo tengo nada claro; partamos de la base de que es una organización que surge de forma espontánea, de sus propios feligreses o “usuarios”, que deciden reunirse para hablar de sus creencias y practicar juntos sus ritos o “costumbres”.

Inciso: el homo sapiens, como homínido avanzado, posee varias características como son la capacidad para generar cultura (utilizar herramientas fue la más inicial, y el mecanismo es el tanteo y error), y consecuentemente transmitirla (gracias a la capacidad de memorizar, y mediante el mecanismo de la imitación), con lo que se sofistica su existencia; esta cultura (que los psicólogos llaman “superego”, condiciona los instintos puramente animales (el llamado “it”), y hacen del humano el individuo que se relaciona con otros individuos respetando unas reglas (los psicólogos llaman “ego” a cada personalidad); cabe decir que este fenómeno se da en otros homínidos menos avanzados (orangutanes, chimpancés, gorilas), incluso en perros y gatos, se da una cierta transmisión cultural (sólo se necesita una pequeña habilidad técnica y algo de memoria).

Pues bien, dentro de esta cultura está la conciencia de la propia existencia, de que es finita y, consecuentemente, el miedo a todo lo desconocido, el mayor de ellos la muerte. Todas las religiones intentan, más o menos, ofrecer salidas a esa angustia humana del ser (muy estudiada por los filósofos existencialistas), con la ventaja de que nadie podrá comprobar la realidad de sus afirmaciones, pero sí que reconfortan y tranquilizan a quien las cree (aparición de la fe), pues le resuelve un problema que le generaba angustia.

Dicho esto, las religiones solucionan un problema: aliviar la angustia del miedo a lo desconocido. Por lo tanto, esta conducta positiva para el individuo, la intenta fomentar a través de esas reuniones espontáneas que dan origen a las iglesias, como cualquier otra actividad que también produzca confort (comida, sexo, drogas), con el único límite que le impone al individuo su “superego”, que varía según las diferentes civilizaciones (normas culturales), a lo largo de la Historia.

Pues bien, más o menos, determinado el origen de la Iglesia, viene la segunda pregunta: ¿cómo evoluciona?

Otra característica de los homínidos es su sociabilidad (viven en grupos), y ya Aristóteles trató muy extensamente este tema; esta sociabilidad, que comparten la mayoría de los mamíferos avanzados (por ejemplo leones, delfines, lobos, y otras muchas especies), requiere de otra figura: el ”jefe de la manada”, del que los adiestradores de perros saben mucho, y a nivel de homo sapiens se manifiesta en cada una de sus manifestaciones organizativas: el jefe político cuando se trata de tomar decisiones, el jefe religioso en temas de fe, incluso el jefe de la empresa, el que organiza una fiesta de cumpleaños, etc., siempre hay alguien que lleva lo que llamamos “la voz cantante”, y a quienes el resto respetan y siguen.

En cuestión de fe ocurre lo mismo, hay alguien que marca las pautas (piensa por los demás) y el resto le sigue, y de esta forma se sofistica la Iglesia, los usuarios o feligreses obedecen las consignas del líder religioso.

Llegados a este punto, la iglesia, igual que cualquier organización, crece, se sofistica, y sus líderes de opinión pierden la cercanía con sus seguidores (los feligreses), y cultivan el culto a sí mismos, quedan atrapados por el “poder”. Este mismo mecanismo opera en la política, y en las grandes empresas; se produce una cierta “profesionalización”, y los líderes, pasan de ayudar y servir a los demás, a “servirse” de los demás (esto en política está muy claro, no hay prácticamente políticos, ya sean municipales, autonómicos, estatales, europeos, que no vean la “carrera política” como un mecanismo para medrar económicamente, como una actividad comercial.

Pues llegados a este extremo, la cúpula de la iglesia funciona de la misma forma, y empieza a tomar decisiones para satisfacer sus deseos de poder y autocomplacencia; sólo de esta forma se entiende que den consejos y realicen prácticas a los intereses de sus seguidores.

Pero veamos ejemplos concretos, que ésta era la finalidad inicial del comentario, quiero exponer algunos ejemplos reales de lo que ha hecho la Iglesia Católica:

Quema de brujas: Las brujas no existen, porque no existen los poderes sobrenaturales (es una ilusión humana), la Iglesia actúa contra sus seguidores y, de existir el infierno, todos, absolutamente todos los inquisidores estarían en él.

Lo mismo con las persecuciones religiosas y científicas. No hace mucho la Iglesia se ha disculpado con Galileo Galilei, ¡como si él ya lo necesitara! Son ganas de hacer el ridículo.

Opus Dei: la justificación de la riqueza, otra paradoja, todos sus seguidores condenados al infierno, ya saben, “es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de los cielos”.

El condón: Ridículo tras ridículo de los diferentes papas, ya se que son ancianos, pero se les presupone que han leído algo.

El aborto: Anteponen la vida del feto (que no sobreviviría fuera del claustro materno), incluso a la vida de la madre. Totalmente alejado del mundo. La Iglesia que ha matado a tantas personas a lo largo de su historia, debería callar, por vergüenza.

Bodas homosexuales: Otro ridículo, las bodas no dejan de ser un contrato, y cada vez tienen menos sentido en las diferentes sociedades, lo importante es la relación afectiva; dejemos que cada cual se organice la vida como quiera.

Pero, aunque parezca que quiero transmitir que la Iglesia, que toca, cosa que estropea, también realiza buenas acciones: Hospitales, cuidados a los necesitados, escuelas, misiones. Claro que todo esto lo hacen precisamente quienes más alejados se encuentran de la cúpula, ¡otra casualidad!